Fuego avanza a Charagua y calculan 2 siglos para reparar daño ecológico

en Los Tiempos el 21-08-19 09:55

El incendio forestal que afecta la Chiquitanía cruceña pierde algo de fuerza en la zona de Roboré y San Ignacio gracias a la acción de los equipos de Bomberos y voluntarios y también al viento; sin embargo, el fuego avanza sin obstáculos hacia el sur, a Charagua; al norte, a San José de Chiquitos, y con rumbo a la frontera de Paraguay.

En tanto, el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Cruz (Cinacruz) calculó que la naturaleza tardará unos 200 años en reparar el daño ecológico producido por el incendio.

“(La Chiquitanía) es muy grande y diversa, son miles de especies, desde insectos, animales mayores y menores. El bosque seco chiquitano es único en el mundo, restablecer un bosque de ese tipo lleva más de 200 años. Hay especies únicas de arboles y de fauna, también una condición especial de tipo de suelo y características ecológicas”, dijo a radio Fides el presidente del ente colegiado cruceño, Juvenal Bonilla.

El alcalde de Roboré, Iván Quezada, en contacto con Los Tiempos, explicó que el viento cambió de rumbo hacia el lado contrario del avance del fuego, lo que permitió que varios focos de incendio sean controlados.

Dijo que la medición de la calidad del aire en la zona mostró que se duplicó el nivel máximo de contaminación, por lo que se decidió suspender las clases en 54 unidades educativas.

Explicó que, si bien el fuego en Roboré fue parcialmente aplacado, los focos de calor se extienden hacia al vecino municipio de Charagua.

Aseveró que el problema más grave es la falta de agua, porque a los incendios se suma la dura sequía que golpea a la población y al sector productivo. El municipio tiene 45 mil cabezas de ganado.

El alcalde de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces, dijo que “el viento nos ha ayudado, ha calmado y eso está ayudando” pero que aún hay una mancha de fuego de 30 kilómetros de ancho que avanza desde Roboré hacia el norte, afectando a San Rafae...