En Pisiga operan clanes y Piñera anuncia fuerte control fronterizo

en El Deber el 17-08-19 04:24

La mercadería llega a zonas fronterizas en el lado chileno. Hasta ahí todo es legal. A Cariquima, a 16 kilómetros del límite boliviano, llegan los dos clanes que se dedican al contrabando.

De ahí, pasan los productos por vías ilegales usando la estrategia de tráfico “hormiga”. Ahí empezó lo ilegal. Llegan a la localidad de Pisiga y en esa zona guardan la mercancía en depósitos.

Uno de los jefes de estas mafias fue condenado en Chile por el delito de narcotráfico y la otra cabeza fugó a suelo chileno. Estos delincuentes tienen doble nacionalidad.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1554902861862-0-1'); });

El jueves, un grupo de contrabandistas y comunarios de Pisiga atacaron a militares que hacían control contra el contrabando. Usaron dinamitas, piedras y lo que encontraron para desplazar a los uniformados.

Antes, el Comando Estratégico Operacional (CEO) había decomisado 60 vehículos indocumentados y un camión con ropa usada. Esa mercadería pertenecía a dos clanes familiares.

Uno liderado por Miguel...