El infierno de las cárceles en Brasil, los recintos son controlados por bandas de criminales

en El Día el 04-08-19 08:47

Una disputa entre facciones rivales. 57 muertes. 16 reos decapitados y 41 asfixiados. Lo que en muchos lugares sería un hecho insólito, en Brasil es un episodio más de violencia y falta de seguridad en las cárceles, controladas en su mayoría por bandas criminales enfrentadas por el control del narcotráfico. 

Violencia extrema. El lunes pasado, una nueva masacre desencadenada por un enfrentamiento entre los denominados Comando Clase A y Comando Vermelho (uno de los principales grupos criminales del país) ocupó las portadas de periódicos nacionales e internacionales. Los vídeos de la rebelión dentro de una prisión en Altamira, en el estado norteño de Pará, enseguida comenzaron a circular por las redes. Con sus celulares en mano, familiares de los reos observaban escalofriantes imágenes de una violencia extrema -algunas mostraban supuestamente cabezas de los degollados-, mientras se congregaban en la entrada del centro en busca de información.

Vida asfixiante entre rejas. Como en gran parte de las prisiones de Brasil, la vida entre rejas es asfixiante y las desigualdades son amplias. Los reos que son, por ejemplo, acusados por corrupción, no se someten a las mismas condiciones que aquellos que no pueden ni siquiera contratar a un abogado. El centro de Altamira, donde ya en septiembre de 2018 murieron siete personas, es uno de los muchos presidios donde los privados de libertad sufren hacinamiento. Con un capacidad para 163 prisioneros, hay 342 reclusos y solo 33 agentes para vigilarlos. 

La mayor masacre de los últimos 27 años. La masacre del lunes -que sucede a otra ocurrida en mayo, en la que 57 presos fallecieron en dos días de conflictos en varias cárceles del estado de Amazonas- fue la mayor de los últimos 27 años. En 1992, la prisión de Carandiru, en Sao Paulo, se convirtió en una de las más famosas del mundo tras la muerte de 111 reos durante una rebelión. Pero el historial de sucesos violentos en las penitenciarias del país es largo, y ha golpeado al menos a 24 de los 26 estados de Brasil.

Fallido modelo del sistema penitenciario. "El episodio de...