Cívicos llaman a paro indefinido y el Gobierno ve comicios en riesgo

en El Deber el 24-07-19 05:51

El movimiento cívico nacional y representantes del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) se reunieron ayer en La Paz y definieron tres medidas de presión en demanda de la renuncia de los vocales electorales, y del binomio oficialista Evo Morales-Álvaro García Linera. La primera es una marcha con crespones negros el 6 de agosto en los desfiles de todo el país, la segunda es un paro nacional de 24 horas para el 21 de agosto y la última es un paro general indefinido el 10 de octubre, fecha en que se conmemora los 37 años de la recuperación de la democracia, pero que está a 10 días de las elecciones generales.

“Realizar el paro nacional indefinido a partir del 10 de octubre hasta la renuncia del binomio inconstitucional Morales-García y de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE)”, señala el segundo punto de un documento que fue firmado por los presidentes cívicos de seis regiones, los delegados del Conade y el candidato Víctor Hugo Cárdenas (UCS), que fue el único postulante a la presidencia que asistió al encuentro.

En contraparte, Adriana Salvatierra, presidenta del Senado, calificó estas medidas como un ‘boicot’ al proceso electoral, porque atentan en contra del derecho ciudadano de elegir autoridades. “No es una acción en contra del Gobierno, es una acción en contra del pueblo”, señaló.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761762380-0-1'); });

Para Salvatierra es contradictorio que una institución cívica que debe representar los intereses de la región, y que dice velar por la democracia, atente contra la misma al establecer un paro indefinido en visperas de la realización de las elecciones del 20 de octubre, perjudicando de esta manera la transparencia del proceso.

La semana pasada, el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, expresó que al oficialismo le interesa que las elecciones sean lo más transparentes posibles, por lo que gestionan la presencia de veedores internacionales, y que más bien “son acciones como los paros cívicos, articulados con los partidos y las plataformas, las que se presentan como un boicot a las elecciones”.

Para Gustavo Pedraza, candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana, las movilizaciones no van a interrumpir al proceso electoral y sirven para que sea más transparente. Añadió que pese a que las elecciones se enmarcan en la Constitución, no sucede lo mismo con la candidatura de Morales. Para Vladimir Peña, jefe de campaña de Bolivia Dice No, es importante conseguir la renuncia de los vocales del TSE y hacer respetar el 21-F. No quiso valorar si un paro indefinido antes de las elecciones pone en riesgo el proceso. Consideró que habrá tiempo para analizarlo.

Las demandas


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-15507618828
...

seguir leyendo en El Deber