La Iglesia llama al perdón, al respeto a la madre tierra y a la no violencia

en El Deber el 21-06-19 04:48

Una verdadera fiesta fue la que se vivió ayer en la tarde en el estadio Ramón Tahuichi Aguilera, hasta donde llegaron unos 35.000 feligreses de las diferentes parroquias de Santa Cruz para presenciar la misa de Corpus Christi.

Al ritmo de la música ofrecida por el Orquesta Sinfónica Hombres Nuevos y el Coro Arquidiocesano, el público llegó desde temprano hasta el campo deportivo para copar todas las locaciones del mismo.

A las 16:30 arrancó la celebración, que fue encabezada por el monseñor Sergio Gualberti, acompañado de toda la curia religiosa.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761762380-0-1'); });

Homilía

Al encuentro con Jesucristo: pan de reconciliación y paz, fue el lema de la celebración para este año y que ocupó gran parte de la prédica de Gualberti.

“El pan, ‘fruto de la tierra y del trabajo del hombre que recibimos de tu generosidad’, dice el sacerdote en el ofertorio de la misa. El pan es un don de la tierra, un don de Dios, pero también fruto de nuestro trabajo. El pan, ganado con el sudor de cada día y fruto del trabajo honesto y bendecido por Dios, el pan partido y compartido en familia, en comunidad y en solidaridad, el pan del amor que crea unidad y comuni...